lun. Oct 21st, 2019

Alvaro Ramazzini, el nuevo Cardenal de Guatemala, en Centroamérica.

En marzo de 1969 fue designado el Arzobispo de ciudad de Guatemala, Monseñor Mario Casariego como el primer Cardenal  de Guatemala.

Tras la muerte del Cardenal Casariego, asumió el Arzobispado el que fuera obispo de San Marcos hasta esa fecha: Monseñor Próspero Penados del Barrio.

Tras la renuncia de Monseñor Prospero Penados por edad estipulada al cumplir los 75 años. Con la Sede Arzobispal vacante, en el año 2000, la Santa Sede nombró al Obispo Rodolfo Quezada Toruño como nuevo Arzobispo de Guatemala. Y en Octubre de 2003 fue nombrado Cardenal de la Iglesia Católica en este país.

Con la renuncia y posterior muerte del Cardenal Quezada Toruño, cuyos funerales fueron presididos por el Obispo Alvaro Ramazzini, entonces Obispo de San Marcos, Monseñor Oscar Julio Vián fue nombrado como nuevo Arzobispo Metropolitano.

La Sede quedó nuevamente vacante con la muerte del Obispo Vián, y el Santo Padre Papa Francisco nombró al Obispo Auxiliar Raul Antonio Martínez como Administrador Apostólico.

Inesperadamente tras ser primero anunciado bajo secreto Pontificio, se dió a conocer con toda sorpresa que su Santidad Papa Francisco eligió al Obispo de Huehuetenángo, Monseñor Alvaro Ramazzini como el tercer Cardenal de Guatemala. Este 5 de octubre de 2019, Recibió el anillo y el Birrete cardenalicio  junto a 12 cardenales más,  en una ceremonia Presidida por el Papa Francisco en la Basílica de Roma. La Arquidiócesis de Guatemala dejó de ser Sede Cardenalicia, al haberse otorgado dicho nombramiento al Obispo por su compromiso personal y pastoral en las causas difíciles en favor de los pobres, las víctimas de violencias, los migrantes y los orillados a las periferias.

Con jubilo una transmisión mundial mostró el momento en el que el nombramiento hecho días atrás, se hizo efectivo con la entrega de los símbolos que se entregan al nuevo Cardenal. En esta ocasión fueron solamente dos los obispos nombrados cardenales del continente de América: Juan de la Caridad Obispo de la Iglesia de Cuba y Alvaro Ramazzini, Obispo de Huehuetenángo, Guatemala.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *